El reflujo gástrico es una molestia muy común en México, debido al alto contenido de grasa y picantes en la comida. Si bien no todos la sufren, hay personas en las que el problema puede convertirse crónico.

Generalmente se produce cuando el exceso de grasa en los alimentos produce una reacción en el esófago y los ácidos estomacales se devuelven a la garganta. Este reflujo puede provocar úlceras en el esófago y en casos más graves, cáncer.



Para disminuir las molestias provocadas por el reflujo gástrico, se debe modificar los hábitos alimenticios, y reducir al máximo el consumo de grasas, café, picantes, alcohol y alimentos procesados.

Para prevenir el reflujo toma en cuenta lo siguiente:

  • Mastica bien los alimentos.
  • Evita los alimentos irritantes, grasos y ácidos
  • No consumas bebidas alcohólicas en exceso
  • Mezcla una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua antes de cada comida


¿Tienes más remedios caseros? Compártelos enviándonos un correo electrónico